Encías sanas, bocas sanas

Casi el 70% de la población padece enfermedad periodontal y no lo sabe.

 

La enfermedad periodontal es la responsable del 80% de las extracciones de dientes sanos a partir de los 35 años.

Las encías y el hueso que rodean los dientes (el periodonto) son el soporte  estructural de nuestros dientes. La salud óptima de tu periodonto es un factor crítico para el mantenimiento de tus dientes en boca durante toda tu vida.

 

¿Qué es la enfermedad periodontal?

 

La enfermedad periodontal es una patología infecciosa que afecta a los tejidos que sostienen los dientes, desde el caso más leve (gingivitis) hasta el más grave (periodontitis), causada por bacterias y otros microorganismos de la flora bucal. Es una enfermedad crónica, destructiva y silenciosa que no suele producir dolor. Las bacterias se acumulan en los huecos que rodean los dientes y bajo de la encía, formando la placa bacteriana y el sarro, y se alimentan de los restos de comida liberando los productos de su metabolismo, que son los que causan la inflamación  y la destrucción del hueso alveolar.

periodon01 

La GINGIVITIS representa el caso más leve de enfermedad periodontal, afecta únicamente a la encía produciendo un proceso inflamatorio y es reversible con el tratamiento adecuado.

periodon02

Las acumulaciones de placa bacteriana en la encía producen gingivitis. Sin embargo, para que la gingivitis progrese a PERIODONTITIS se tienen que sumar otros factores (genéticos, ambientales, locales…) y tiempo.

La enfermedad periodontal tiene un componente genético muy importante. Si tus familiares (padres, tíos, abuelos…) perdieron sus dientes a edades poco avanzadas, debes vigilar la salud de tus encías. Si puedes preguntarles, hazlo mencionando el nombre con el que se la conocía hace años: piorrea.

El tabaco, el alcohol y el estrés potencian la aparición de la enfermedad periodontal. También algunos medicamentos, otras enfermedades como la diabetes, la osteoporosis o una inmunodepresión.

 Los empastes desajustados, los dientes mal posicionados (maloclusiones) y la mala higiene oral también son factores que desencadenan las enfermedades periodontales.

periodon04

Además de la inflamación de la encía, se produce una destrucción del hueso alveolar y el ligamento periodontal. La destrucción es irreversible y favorece la progresión de la enfermedad periodontal al crear un espacio debajo de la encía que denominamos bolsa periodontal, en la que cada vez se acumulan mayor cantidad de bacterias que ponen en peligro la supervivencia de los dientes.  

  Si te sangran las encías, consúltanos

¿Cuáles son las consecuencias?

Las enfermedades periodontales pueden tener dos tipos de consecuencias:

 

A nivel local (en boca): la consecuencia más importante es la pérdida de dientes. Además, puede causa sangrado de encías, mal aliento, retracción, movilidad de dientes, dolor (menos frecuente).

 

A nivel sistémico (el resto del cuerpo): la presencia de gran cantidad de bacterias debajo de la encía hace que puedan pasar a la sangre llegando a otros lugares del organismo. La enfermedad periodontal está relacionada con el aumento del riesgo de sufrir diabetes, enfermedades cardiovasculares, aumento del riesgo de partos prematuros y otros.

periodon05

¿Cuáles son sus síntomas?

Las enfermedades periodontales no suelen causar dolor o molestias intensas. El síntoma más frecuente es el sangrado durante el cepillado dental, aunque en pacientes fumadores es menos evidente.

 

También puede aparecer pus en la encía, mal sabor o mal olor de boca, enrojecimiento de las encías, retracción y aspecto de diente más largo, espacios entre los dientes o cambios de posición de éstos, hipersensibilidad a cambios térmicos (sobre todo al frío), dolor y movilidad de los dientes

En todo caso, el diagnóstico de certeza sólo lo puede realizar el dentista o el periodoncista (el especialista en tratar los problemas de la encía) mediante un medidor (sonda), la realización de radiografías (para comprobar si hay pérdida ósea) y análisis microbiológicos

¿Es contagiosa la enfermedad periodontal?

 . Las enfermedades periodontales las producen bacterias y son infecciones, luego pueden contagiarse como cualquier otra enfermedad de origen bacteriano. Estudios recientes demuestran que personas que conviven durante muchos años con un paciente periodontal tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.

El vehículo de transmisión es la saliva, por lo que es conveniente realizar una revisión dental a los hijos y parejas de pacientes diagnosticados de enfermedad periodontal.

¿Cómo tratamos la enfermedad periodontal?

En CEM pensamos que la clave hacia el tratamiento exitoso de la periodontitis se basa en una cuidadosa valoración y diagnóstico, la aplicación de nuestro tratamiento periodontal básico y el mantenimiento anual.

Si nuestro periodoncista te ha diagnosticado una periodontitis, te propondrá un tratamiento de choque durante un mes para frenar la infección y revisiones periódicas cada tres meses durante el primer año.

Empezamos con un periodontograma para mapear tu boca, sondando diente a diente, anotando los datos relacionados con la cantidad y distribución de la placa dental, inflamación gingival, las mediciones de profundidad de las bolsas y la pérdida ósea. Se registran también la movilidad dental y situaciones especiales, como proximidad radicular, concavidades radiculares y surcos o afectación de furcas. Las radiografías son necesarias, generalmente, para complementar el diagnóstico y realizamos fotos de tus encías para completar el estudio.

periodon07

En esa primera cita, tomamos muestras en varios puntos de tu boca para analizar el tipo de microorganismos que están causando la infección (bacterias y hongos) y su cantidad. El test bacteriológico nos ayuda a monitorizar la enfermedad periodontal y nos facilita la prescripción de antibióticos y/o antimicóticos que apoyarán la siguiente fase del tratamiento: la eliminación física de las bolsas periodontales mediante un raspado y alisado radicular (curetaje).

 

En CEM creemos en la prevención y te entregamos un kit de cepillado, y nuestra higienista te enseña las técnicas de cepillado adecuadas o te ayuda a mejorar la forma en la que las realizas. También te entregamos un kit de tratamiento a base de vitaminas y minerales específico para mejorar la salud de tu encía durante el tratamiento

Aproximadamente transcurrido un mes, volveremos a reevaluarte para comprobar cómo han funcionado los tratamientos. Haremos otro periodontrograma y un nuevo test bacteriológico y, si es necesario, trataremos de nuevo las piezas que sigan teniendo bolsas que se hayan resistido a la primera parte del tratamiento.

Para controlar tu enfermedad, volveremos a revisarte cada tres meses durante el primer año, realizando las mediciones de seguimiento, anotándolas en tu periodontograma, retratando con mantenimientos periodontales las piezas que lo requieran, reforzando la higiene oral y la profilaxis supra y subgingival, 

Es importante tener en cuenta que, en los casos más agresivos o avanzados, a veces es necesario realizar una segunda fase de tratamiento para acceder a bolsas profundas que no se alcanzaron con un curetaje. Se trata de cirugías periodontales que pueden ir acompañadas de técnicas de regeneración de hueso si la periodoncista lo considera necesario en tu caso.

El mantenimiento

Cuando terminanos el tratamiento activo, la enfermedad debe estar controlada.

El mantenimiento es fundamental para un paciente con enfermedad periodontal

 y

 es la única manera de conseguir controlarla a largo plazo.

 

Un tratamiento periodontal completo como el que realizamos en CEM es muy eficaz para controlar las bacterias y lograr la salud periodontal, pero estas bacterias tienden a recolonizar la bolsa periodontal desde otros reservorios bucales y, si no se actúa de forma adecuada, la enfermedad tiende a reaparecer tras algunos meses.

En cada visita de mantenimiento, nuestra periodoncista realizará una verificación de la situación clínica de tus dientes, de la higiene bucal y de la eliminación de la placa bacteriana de forma individualizada.

Un mantenimiento periodontal no es una “limpieza de boca”

La frecuencia de mantenimiento la define la periodoncista de forma individualizada para cada paciente, pero suele oscilar entre cada tres o seis meses.

Con un mantenimiento periodontal regular conseguirás salud, función y estética de calidad mantenida en el tiempo. Las encías sanas nos permiten pensar a largo plazo, planificar tratamientos que no tendrían posibilidades de éxito sin encías saludables, como los implantes o la ortodoncia.

 periodon09

¿Quieres saber más sobre la enfermedad periodontal?

Entonces seguro que te interesa la página oficial de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA)  https://www.sepa.es/web_update/