Brackets Autoligables

Ortodoncia metalica de baja fricción

Los brackets de fricción mínima son la evolución de la ortodoncia convencional y, gracias a su diseño, son capaces de solucionar grandes apiñamientos y maloclusiones de manera más sencilla y rápida.

 

El Sistema Damon es el sistema de ortodoncia de baja fricción por excelencia.

¿Qué ventajas tienen los brackets autoligables?

La principal ventaja de los brackets de autoligado o de baja fricción es que consiguen un resultado visible más rápido en las etapas iniciales del tratamiento, proporcionando la alineación dentaria en un tiempo más reducido que los brackets metálicos convencionales.

Por otra parte, al tener menos fricción, las fuerzas ortodóncicas para desplazar las piezas dentales son más fisiológicas y más ligeras, siendo más saludable para el periodonto y se reducen las molestias.

Con los brackets de autoligado se reduce el número de visitas al ortodoncista y las citas son de menor duración.

Los brackets Damon de autoligado pasivo eliminan la necesidad de utilizar ligaduras elásticas o metálicas y se emplean  arcos de titanio ligeros de alta tecnología con memoria de forma que mueven los dientes más rápido y requieren menos ajustes.

¿Para quién son recomendamos el Sistema Damon®?

Para todos nuestros pacientes.